15 Cábalas prenupciales para atraer un buen destino de casados

Mucho mejor prevenir que curar... Foto: Fondosytemas.com

Si no eres supersticiosa no tendrías para qué seguir leyendo, pero si no quieres arriesgarte, es mejor que tomes lápiz y papel y apuntes las recomendaciones que te vamos a dar enseguida, para que tu matrimonio no corra peligro por haber desafiado la suerte de las cábalas prenupciales.

1. Lo primero que debes saber es que tu novio no puede verte vestida de novia antes de la ceremonia. Ni en foto. Por qué. Antiguamente se pensaba que él se arrepentiría de llegar al altar si veía a su amada con el vestido puesto. Entonces, ¡que ni se te ocurra posar siquiera ante una cámara de celular cuando te lo vayas a probar! ya sabemos lo peligroso que se han vuelto los teléfonos móviles junto a Internet en estos días, y tampoco te mires en un espejo donde te puedas ver completamente, estando con el vestido. Da mala suerte.

Arranca de los espejos amplios Foto: urbangrey.com

2. Antes de que pises la iglesia o el lugar donde se llevará a cabo la boda, asegúrate de que alguien le enderece la corbata a tu futuro esposo, no vaya a ser cosa que seas engañada y él llegue a serte infiel alguna vez o en reiteradas ocasiones. Cuál es la razón de la creencia. Remotamente se decía y sospechaba que el hombre, si llegaba con el nudo desarreglado, era porque habría estado con otra mujer, justo antes de la celebración.

Si te sale fresco, no le eches la culpa a la corbata Foto: Zankyou.com

3. Si piensan en tener hijos, avísales a tus invitados que deben arrojarles arroz al salir de la iglesia, del registro civil o en donde hayan decidido casarse. No obstante, y aunque los granos simbolicen la fertilidad, también le significan la muerte a las aves. Por lo tanto, si tienes conciencia con los animales, pide que te tiren cualquier otra cosa, ya que luego llegan las palomas a picotear lo que quedó en el suelo, y caen muertas tras haber ingerido tu prosperidad. Echarlas a volar igualmente podría llegar a ser una muy buena idea. Las burbujas de jabón y los pétalos de flores son otra de las alternativas que deberías tener en cuenta por si prefieres evitar el cereal. Ten presente en todo caso que en algunas iglesias está prohibido lanzarlo, al tratarse de un alimento.

Los hijos llegan con o sin arroz si lo intentas Foto: abreathofheaven.com

4. No uses perlas por nada del mundo. Representan las lágrimas. Y si no quieres pasarte la vida entera llorando por asuntos económicos, no te cases en enero, pues como período simboliza la atracción de mucha miseria. En mayo tampoco lo hagas, por lo menos en Europa no se considera el mejor mes para llegar al altar. La puesta de sol del 30 de abril, incluida la noche del 1 de mayo, se despliega supuestamente una lucha entre las fuerzas de las tinieblas y las de la luz. No por nada se celebra en aquellas horas y en gran parte del viejo continente la Noche de Walpurgis (Noche de brujas) Qué arriesgan si se enlazan en mayo, la fertilidad.

5. Y si ya eligieron el mes de mayo y no pueden adelantar ni postergar la boda, todavía les queda un as bajo la manga. Cuál. ¡La bulla! el ruido es el mejor aliado para espantar a los brujos, así como también lo es la música. Antes se usaban bastante los tarros colgados en la parte posterior del auto que trasladaba a los novios. Todavía se usa, pero cada vez menos. Te recomendamos que empieces a juntarlos si quieres espantar a las energías negativas y a los malos espíritus. Y si prefieres otra opción, te contamos que hacer una batucada carnavalera es una tremenda apuesta, original y entretenida. Los invitados, por supuesto, también pueden participar tocando la bocina, así que pídeles que la toquen cuando la ceremonia haya acabado. Claro, si es que crees en el “más allá”.

Puedes pintar las latas con spray si lo prefieres Foto: blog.weddzilla.com

6. No elijas por ningún motivo un día martes para contraer matrimonio, y menos si va acompañado del temido número 13 (Martes 13). Por si no lo sabías, el proverbio que dice: “en Martes ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes”, proviene de la mitología romana -Marte era el nombre del Dios de la Guerra en la antigua Roma-, y es por eso que se cree que el segundo día de la semana está asociado a tragedias e infortunios, es decir, podrías tener una vida llena de desavenencias si desafías esta superstición. En cuanto al trece, se aconseja huir de él si se trata de la elección de una fecha importante. Es la carta de la muerte en el tarot, que pese a ser un muy buen arcano para ciertas tiradas, no lo es para que des el Sí.

7. Los días viernes y domingos también son recomendados para sellar compromisos. El viernes es el día de Venus, la diosa de la belleza y del amor y es quien les ayudará a que el cariño que se tienen sea duradero. En cuanto al domingo, que corresponde al día del Sol, recibirían salud, alegría y abundancia si lo eligen.

Mientras no sea un aluvión, con botas y paraguas seguirás siendo una novia linda Foto: Hola.com

8. Si tu boda está planificada en pleno invierno y temes que vaya a haber lluvia, puedes encomendarte a Santa Clara y llevarle huevos como ofrenda para que aleje el eventual aguacero que podría suscitarse en tu fiesta. Se decía que si llovía cuando una pareja estaba contrayendo nupcias, la novia lloraría mucho a lo largo de su matrimonio, sin embargo, la sabiduría popular siempre intentará consolarnos para que no perdamos jamás la esperanza. Y para que te convenzas de lo que te hablamos, te contamos que hay un refrán que dice: “novia mojada, novia afortunada.” No te desanimes, entonces, y piensa mejor que un buen chaparrón, en vez de una maldición para ustedes, es una bendición que les cae del cielo.

Aunque salgan los lobos, que el Sí sea a la luz de una hermosa luna llena Foto: dailygalaxy.com

9. Sería bueno también que te cases en luna llena, pues obtendrán abundancia y fertilidad juntos -aunque suene trillado-, no así si lo hacen bajo luna nueva. La razón tiene que ver con los rituales de magia negra que suelen realizarse cuando el satélite se ve en tales condiciones. Es decir, podrían estar sujetos a maldiciones, según dicen las malas lenguas.

10. Y si no eres descendiente de oriente, consulta de todas maneras en tu joyería si tienen arras. Algunas casas de pedrerías las entregan de regalo por la compra de las argollas, y otras, como es obvio, las venden. También pueden adquirirlas tus padrinos y entregárselas a ustedes como obsequio simbólico. Se trata de auténticas monedas de oro, plata o metal, siendo trece las que deben recibir los novios (doce de oro o plata y una de metal), y deben ser bendecidas antes de la boda, necesariamente. Las pueden llevar los pajes junto a los anillos y si no tienen la opción de conseguirlas a través de los medios que te hemos mencionado, tienen la posibilidad de que la iglesia, donde se casen, se las presten durante la ceremonia, si es que tienen, no es lo mismo, pero como dicen por ahí “peor es nada”. Lo otro es que le pidas a tu novio que te las regale, pues la costumbre era que el hombre se las entregaba a la familia de su prometida en señal de agradecimiento por cederla en matrimonio. La finalidad de las arras, en tanto, nació como una de las tradiciones en los países de oriente y era para que las parejas recibieran prosperidad en cuanto a los bienes que iban a compartir como familia.

11. En caso de que no cuentes con las trece arras, puedes coser una moneda en el dobladillo del vestido y así te aseguras de atraer prosperidad económica al matrimonio.

El velo jamás pasará de moda Foto: favim.com

12. Sobre el velo. Si decidiste no llevar, replantéatelo. Si bien las novias los usaban porque representaba la juventud y/o la pureza que debía ser descubierta luego por el novio, no siendo la virginidad un tema que ahora nos concierna, te avisamos que sirve igualmente para que puedas protegerte de las tinieblas y de la envidia o celos que pudieras despertar entre tus invitadas. Y es que no siempre podemos librarnos de invitar a ciertas personas, lamentablemente.

Podrías usar unos zapatos azules como lo hizo Carrie Bradshaw en Sex And The City, la película

13. No olvides usar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. De dónde salió esta superstición y para qué serviría. Proviene de la Edad Media. Lo de usar algo nuevo es una distinción sobre la nueva etapa que se comienza. Lo viejo representa para la novia lo que fue su vida antes de casarse. Lo prestado significa la unión y la confianza de una amistad entre los novios. Y, lo azul, vendría a significar la fidelidad de la pareja.

14. Recuerda situarte a la izquierda del altar. La explicación básicamente se remonta a tiempos ancestrales, por si la novia era secuestrada. El novio debía tener la mano derecha libre para poder empuñar la espada y así evitarlo. Esas cosas no suelen pasar ya, pero quién sabe y haya algún caballero que quiera impedir tu boda…

¡Que no se le olvide cargarte!

15. Finalmente, te aconsejamos que aunque vivan juntos, no deben dormir bajo el mismo techo durante la noche previa a la boda, por ningún motivo. Recuerda además empezar a caminar con el pie derecho hacia el altar para que así inicies tu vida marital con la mejor de las suertes. Es importante que tu novio te cargue cruzando el umbral de la puerta, para que no te vayas a caer, pues si te caes, atraerías fatalidad, supuestamente.

Ten presente de todas formas que ni todas las cábalas del mundo podrán traerles dicha si la decisión que han tomado no los tiene convencidos del todo. El amor es el único método infalible para que sean realmente felices ambos, uno al lado del otro. En eso, por lo menos, todos estamos de acuerdo.

¡Mucha suerte!

  • 1
    0

    ¡Muy buen artículo! Hay un montón de datos que no conocía. Es una buena guía para aquellas novias que son más superticiosas. Personalmente tomaré en cuenta todos los consejos, es mejor prevenir.

    Responder Danos tu opinión

    lucecita2
    • jajaja súper que lo hagas. es mejor prevenir que curar :)
      saludos y si sabes de más supersticiones, nos avisas por favor!